• Los empaques deben estar totalmente cerrados para evitar que el contenido se vea y se salga.
  • Utilice las convenciones o señales para poder darle un manejo adecuado a la mercancía.
  • Símbolos o palabras como delicado, frágil, éste lado arriba, flechas y copas, indican que la mercancía debe manipularse con especial cuidado.
  • Cuando forme un lío o atado (amarrar varias unidades entre sí), debe hacerlo con cajas de igual tamaño y colocarles un rótulo sobre el punto de unión de las dos cajas, de manera que éste las abarque. Lo ideal es envolverlas con material termoencogible o stretch, que impida se separen. Si no cuenta con éste recurso, asegúrelos con un correcto encintado.
  • Utilice sellos de garantía sobre los cierres del empaque (rótulos, cintas, volantes).
Share